《Reseña》 Anna y el Hombre Golondrina - Gavriel Savit

 

 




Título: Anna y el Hombre Golondrina
Autor/a: Gavriel Savit
Editorial: Plaza & Janés
Número de páginas: 248
Más información
Colaboración con Plaza & Janés





Un mundo en guerra.
Un peligroso viaje.
Una amistad por encima de todo.

Cracovia, 1939. Un millón de soldados en marcha y mil perros ladrando. No es lugar para crecer.
Anna tiene solo siete años el día en que los alemanes se llevan a su padre, profesor de lingüística, durante la purga de intelectuales en Polonia. Está sola cuando se encuentra con el Hombre Golondrina, un astuto embaucador, alto y extraño, con más de un as en la manga, un impostor que logra que incluso los soldados con los que se cruza solo vean lo que él quiere que vean.
El Hombre Golondrina no es el padre de Anna -ella lo sabe de sobra-, pero también sabe que, como su padre, está en peligro y que, como su padre, tiene un don para las lenguas: habla polaco, ruso, alemán, yiddish e incluso el lenguaje de los pájaros. Cuando el misterioso individuo consigue que una bella y brillante golondrina se pose en su mano para que Anna deje de llorar, la niña se queda embelesada. Y decide seguirlo adonde vaya.
A lo largo de su viaje Anna y el Hombre Golondrina esquivarán bombas y soldados e incluso harán amigos. Pero en un mundo que se ha vuelto loco todo puede constituir un peligro. Incluso el Hombre Golondrina.



 (Sin spoilers)



Anna y el Hombre Golondrina es un libro cuya portada y título desprenden frío, pero una vez leído regala calidez a tu corazón.

Vivir en tiempos bélicos no es fácil, y así lo corrobora la solitud de Anna cuando los alemanes se llevan a su padre, un profesor de universidad. Ella, pese a su inocencia y su corta edad, comprende que él no volverá; ahora está sola.
Es entonces cuando conoce al Hombre Golondrina. Este personaje, extraño y muy misterioso, pronto se gana la confianza de Anna y juntos emprenden un largo viaje por Polonia.

Aunque haya indicios que nos hagan pensar que estamos delante de una novela cuya única temática es la guerra, no es así en absoluto. Podemos encontrar otros puntos clave como serían la supervivencia, el respeto y, sobre todo, la amistad.

El Hombre Golondrina extendió la mano para estrechársela a Anna, como haría cualquier adulto que quisiera zanjar un trato. 

Pero Anna no era un adulto, así que hizo lo que cualquier niña pequeña haría cuando su papá le tiende la mano.

Se la dio y no la soltó.

Las páginas del libro están teñidas de emociones que no dejarán al lector indiferente. De cada diálogo entre los protagonistas podemos extraer enseñanzas muy valiosas que nos harán reflexionar.

La prosa de Gavriel Savit me ha parecido espléndida. La narración esconde metáforas y descripciones muy elaboradas. En ciertos momentos, incluso me daba la sensación de estar leyendo poesía por el contenido literario tan trabajado. 

Los dos protagonistas evolucionan bastante a lo largo de la historia, sobre todo Anna. Durante el viaje, ella se adentra de manera muy temprana al mundo de los adultos y nos sorprende con reflexiones acerca de él desde el punto de vista de una niña.

El desenlace, claramente abierto, me ha sabido a poco. Quiero pensar que es porque me había sumergido tanto en la historia que al terminarla ya la he echado de menos.



En conclusión, Anna y el Hombre Golondrina es un libro que dejará huella en quien lo lea y le hará reflexionar sobre la amistad, la supervivencia y también sobre la crueldad y la guerra. Perfecto para quien busca una lectura diferente y profunda.




¿Lo conocíais? ¿Os llama?
¿Lo habéis leído?

 

¡Harry Potter and the Cursed Child ya es mío!

¡Hoola, gente Divergente! ¿Qué tal estáis?

Yo estoy en una nube de felicidad porque... 



¡YA TENGO HARRY POTTER AND THE CURSED CHILD!



La verdad es que cuando lo he visto en la librería no me he podido contener y lo he comprado. Es un libro precioso, de achuchón. Es tapa dura, con sobrecubierta, y tiene un tacto muy suave. 




 El lomo es negro con letras doradas, perfecto para exhibir en la estantería, ¿verdad?


Como podéis ver, he comprado la versión original, ya que la traducida en español no llega a las librerías hasta septiembre.




La edición está muy cuidada, con detalles de la portada adornando las primeras páginas del libro.



Si le quitamos la sobrecubierta, el libro luce un relieve dorado el mismo símbolo de la portada. El lomo también tiene relieve y es muy parecido al de la sobrecubierta.




No es muy grueso y aunque es de tapa dura no resulta muy pesado.




Como podemos observar, y probablemente ya sabíamos, el libro está escrito en forma de guión teatral, acotaciones incluídas. Consta de dos partes, divididas en dos actos cada una.

Harry Potter and the cursed child cuenta con 343 páginas en total.



La octava historia. 19 años más tarde.


Espero que os haya gustado este post especial y que vosotros, Potterheads, también consigáis tener pronto esta joyita en vuestras manos.


Con la tecnología de Blogger.

Iniciativas

Iniciativa Granitos de ArenaClub Adopta un BlogIniciativa Blogs Asociados